La seguridad física de sus instalaciones no es tema de broma. Hoy en día entre visitas comerciales, clientes, proveedores y trabajadores sin cargo alguno la empresa debería poner limites al acceso de ciertas zonas.

Ello no debe suponer una complicación, todo al contrario, existen muchas soluciones de sencillas y asequibles como complejas y caras. La solución correcta es aquella que se adapte a la necesidad real y a un coste adecuado.

Soluciones como teclados abre puertas, control de accesos con tarjetas (proximidad, RFID) o barométricos (faciales, huella dactilar). Todos ellos con o sin software y conectándose desde cualquier lugar para saber quien accedió en un recinto con limitación de paso.

Algún ejemplo típico de ubicación un control de accesos puede ser:

  • Accesos al edificio o puerta principal
  • Sala de servidores (IT)
  • Despacho de dirección
  • Despacho administración
  • Etc…